Slideshow Widget

  •  photo TERCERslide_zpsf02879d0.jpg" />
  •  photo segonslide_zpseb5ac64e.jpg" />
  •  photo primerslide_zpsf171cc47.jpg />
  •  photo quartslide_zps3981f13f.jpg

¡Novia previsora vale por dos!

martes, 7 de junio de 2011

Este es un post para novias prácticas y precavidas.
Ya hace tiempo que aprendí que una organizadora de eventos es, además, una especie de Mary Poppins con soluciones para todo. Y como buena Mary Poppins necesita la ayuda imprescindible de un súper bolso. Un bolso tamaño maxi donde se puede encontrar solución para los imprevistos más recurrentes y para los más insólitos. En definitiva, mi bolso es mi salvación y la de muchísimas novias.


El kit básico para una boda es:
©      Mini costurero con hilo de varios colores, botones, imperdibles, tijeras, belcro adhesivo, corchetes, tira adhesiva (de esas que con la plancha puedes hacer un dobladillo en un plis plas),… Y por supuesto saber hacer apaños de emergencia.

©      Quita manchas en espray y cepillo para retirarlo. Aprovecho para deciros que hay que vigilar muchísimo con los espray quita manchas, ya que se comen los tejidos delicados o, a veces, disimulan una mancha y después del lavabo aparece aún peor. Para las manchas también van muy bien las toallitas de bebé (¡quitan hasta manchas de pintura!).

©      Neceser con productos de higiene íntima femenina como tampones, compresas, salva-slip, toallitas de higiene íntima y algún medicamento para los dolores menstruales. También suelo llevar infusiones de menta que van bien para el dolor.

©      Neceser con productos para el pelo que contenga horquillas, clips, coleteros, laca, peine, cepillo, mini plancha para el pelo, protector térmico, gomina y espray de brillo.

©      Neceser para retoques de maquillaje con polvos translúcidos anti-brillos, máscara de pestañas waterproof, lápiz de ojos negro y blanco, corrector de ojeras en un par de tonos, el mítico Touch Eclat de YSL, un bálsamo labios, un brillo sin color, una barra en tono nude y una en rojo valentino, un juego de sombras en tono tierra, polvos bronceadores, papelitos absorbe brillos, corrector para granitos y rojeces, hidratante, colirio para los ojos y un mini espray de agua termal. Imprescindible toallitas para piel delicada para desmaquillar ojos y cara.


©       Siempre suelo llevar un par de medias de novia de repuesto, unas plantillas de silicona para el dolor de pies, Compeed de distintos tamaños, crema barrera de bebé para las rozaduras (a veces en el interior de los muslos, la pedrería del vestido, la ropa interior,… produce molestos roces), Trombocid (para cuando las piernas se hinchan y duelen), desodorante, perfume, polvos de talco, un par de pendientes (unas perlitas) por si alguna novia se olvida de sus joyas (no sería la primera vez) y un par de bailarina blancas del 39.

©      Imprescindible también un mini botiquín con valerianas, paracetamol, ibuprofeno, Aspirinas, termómetro, tiritas, iodo, gasas, Almax, sal de frutas, infusiones de tila y manzanilla, Polaramine (anti-istamínico para las alergias) y Dalsy (para los niños). Claro está que no se trata de medicar a media boda pero si evitar que alguien pase un mal rato. Muy importante controlar las fechas de caducidad de todos estos medicamentos.

Y por último, es muy importante tener controlada la dirección de la farmacia de guardia, el teléfono de urgencias y ambulancias.


¿Os imagináis el tamaño de mi bolso? Con tanta variedad de cosas dentro, lo mejor es tenerlo organizado en bolsitas tipo neceser. Yo utilizo todas de un color distinto y así, se siempre donde lo tengo todo y lo encuentro rápidamente. ¿Mary Poppins, verdad? Tu ríete, pero yo sería capaz de pagar recompensa por mi bolso si alguien se lo llevara. Porque ya sabes el refrán:
Mujer previsora vale por dos. ¿No crees?

Esto es una parte más de mi trabajo el día de un evento. Tener solución ante cualquier imprevisto da seguridad y tranquilidad a los novios y permite que disfruten de su día al máximo. Si decides no contratar a alguien. Te recomiendo que utilices mis consejos y te prepares una bolsa de emergencia con lo que tú puedas necesitar y la lleves al lugar de celebración el día antes. Así estarás tranquila sabiendo que allí tienes todo lo que puedes necesitar. Prepárala con días de antelación haciendo una lista de todo lo que puedes necesitar (siempre piensa en el por si acaso) y repasa que no te falte de nada.

¿Habías pensado en prepararte una bolsa S.O.S?
 ¿Contratarías a alguien para organizar tu boda?
¿Encuentras práctico este artículo?

One Response to “¡Novia previsora vale por dos!”

  1. Superpráctico, nunca se sabe lo que puede pasar. Así iba mi madre el día de mi boda.

    Besos

    ResponderEliminar